¡Al Chori, Chori!

  Un clásico bien argento muestra su mejor versión aburguesada pero sin perder la esencia del barrio, la costanera ni la cancha. El olorcito inconfundible a chori deja las canchas y el carrito de costanera para hacerse un nuevo lugarcito en Palermo. En la esquina…