En tierras orientales, los manga cafés se erigen como un tipo de cafeterías en las que los visitantes pueden leer manga, usar la conexión a Internet e, incluso, comerse un curry y pasar la noche entera. Son, de alguna manera, una mezcla entre un cibercafé…