+3

Viajar es ir en búsqueda de nuevas aventuras y experiencias para contar y alguien que siempre tiene a mano una buena historia es el fotógrafo Henry Von Wartenberg. Distinto a lo que muchas personas hicieron durante el aislamiento (maratonear series y cocinar a morir), Henry aprovechó para planear su próximo desafío.

Después de hacer otras expediciones en 30 países, escalar el Aconcagua dos veces, viajar de Alaska a Ushuaia en motocicleta en 55 días, pedalear por Islandia y cruzar Tierra del Fuego por su parte más inhóspita completamente solo, el artista se atrevió a pensar su próxima odisea.

“Desde que comenzó la pandemia, a pesar de las condiciones que esto significaba, intenté mantenerme en forma para enfrentar mi siguiente reto: cruzar Estados Unidos” dice. A sus 54 años, el artista decidió pedalear 5262 km durante 45 días para hacer la ruta San Francisco – Nueva York.

Intrigados por las buenas historias, en hellomoto quisimos charlar con él para saber todo sobre su travesía: desde cómo inició este sueño hasta qué tiene en cuenta a la hora de organizar un viaje de este estilo.

Por supuesto, la inspiración para emprender un viaje en bicicleta tan extremo y ambicioso fue una de las primeras preguntas que le hicimos. “(Me inspira) El desafío mismo de intentarlo. He viajado muchísimo en moto. La bici es parecida, pero en cámara lenta. Ideal para conocer y fotografiar”.

Un viaje organizado es un viaje exitoso

Además de recorrer distintas ciudades, Henry lleva a mano su Motorola Edge para captar los paisajes que atraviesa y retratar su aventura en las redes sociales. Por supuesto, la planificación, según nos comentó, es una parte crucial del recorrido.

Al respecto, él asegura que la ruta es clave en este viaje, que solo diagramarla le llevó un mes. ¿Cómo lo hizo? Utilizando Google Maps principalmente. 

Aparte de tener que organizar todo con anticipación, el entrenamiento es otro de los puntos a tener en cuenta.

La preparación física es esencial. Entrené durante 7 meses, pedaleando entre 50 y 80 kms por día. En el viaje hago 120 kms diarios de promedio. Eso, más la alimentación fueron clave.  La bicicleta es bastante antigua (de los ‘90) y le mejoré sus cambios, llantas y cubiertas”, explicó Henry.

Todos los must para un recorrido en bici

¿Qué cosas no pueden faltar durante el viaje? “Tener un motorola Edge es de gran ayuda. Su excelente calidad fotográfica y sus capacidades de edición lo convierten en una herramienta de lujo en este viaje. No solo es mi conexión principal con el mundo (porque desde ahí veo los mapas de ruta, hablo con mi familia y comparto contenido en redes sociales), sino que también es una las cámaras que utilizo mientras viajo”, comentó.

En ese sentido, el fotógrafo destacó el apoyo de Motorola durante el viaje: “Es un aliado ideal en este tipo de proyectos. Siempre con tecnología de punta, equipos un paso adelante del resto y gran apoyo corporativo. ¡No podría tener un mejor socio!”.

Sobre su relación con la tecnología, agregó que utiliza todas las herramientas disponibles y trata de estar al día con los avances.

A la hora de mencionar otras cuestiones importantes que debe tener en cuenta enumeró: tener clara la ruta y un plan B en cada tramo, salir y llegar temprano a todos lados y ¡dormir muy bien!

La preparación del viaje es el éxito del mismo. O al menos, si surge un imprevisto y no podemos llevar a cabo lo planeado, las consecuencias siempre son menores cuando uno sabe bien dónde, cómo y cuándo”, reveló.

La aventura continúa

Una vez que Henry concluya su recorrido, planea continuar su viaje, esta vez plasmando la experiencia en dos libros: USA en Bici es un diario de viajes fotográfico. Algo así como un ‘road movie libro’. El otro, The Black Album, es la visión fine art del viaje y auspiciado por Leica”.

Si esto te inspiró para salir a recorrer tu ciudad y sacar fotos, no dudes en pasarte por esta nota donde un especialista nos revela todos los secretos de la fotografía callejera. ¿Preferís ver una buena serie? Te dejamos acá imperdibles para maratonear.

+3