Hablar de Argentina y su pasión por el fútbol podría llevarnos una novela de más de 100 capítulos y es sencillamente porque el deporte forma parte de la historia misma del país. Sus calles, sus barrios, veredas, paredes, estaciones de subte, y en general casi cualquier ciudad de este enorme país, tiene algo de fútbol en su arquitectura. 

Sin ir muy lejos, Buenos Aires alberga a la mitad de los equipos que forman parte de la primera división, con todos esos grandes nombres conocidos en el mundo entero como Boca Juniors, River Plate, Independiente y Racing de Avellaneda, Velez Sarsfield, San Lorenzo, y tantos más. 

El Gobierno de la Ciudad se ha hecho eco de este vínculo histórico y organizó varios recorridos futboleros para darle otra salida turística a los barrios. Así que prepará tu camiseta preferida y acompañanos en estos circuitos  en hellomoto. 

Almagro

Es un barrio que tiene magia, tango y fútbol. San Lorenzo de Almagro, uno de los “5 grandes”  tuvo su primer estadio ahí, el llamado Viejo Gasómetro inaugurado en 1916 y por supuesto que los ecos de aquella época aún se respiran por sus calles. Pero no solo de San Lorenzo vive Almagro, porque uno de sus lugares icónicos futboleros nació por una pasión hacia River Plate, por supuesto estamos hablando del Bar El Banderín, que desde 1929 abre sus puertas en la intersección de las calles Billinghurst y Guardia Vieja. Allí, el cartel fileteado que gobierna la entrada anticipa el aire de tango que se respira en este reducto, donde las paredes están cubiertas de historia y de fútbol.(Revista 1986)

Todo comenzó de la mano de Don Mario, “el Millonario”, quien comenzó a decorar las paredes con banderines de River Plate, su eterna pasión. A partir de entonces, amigos y habitué comenzaron a aportar, hasta lograr vestir el bar, banderines de clubes de todo el mundo. Camisetas, fotografías autografiadas y notas históricas completan el paisaje de una esquina de encuentros, por cuyas mesas desfilaron Ángel Firpo, Adolfo Pedernera, Pascualito Pérez y Tato Bores, quien grabó un fragmento de “Good Show”. (Revista 1986)

Recorrido virtual - Bar El Banderin

Foto: (Revista 1986)

Villa Crespo

Cerca de Almagro, el Villa Crespo de Atlanta convive con un ingrediente principal que es la colectividad Judía. Atlanta es Villa Crespo, Villa Crespo es el corazón de la comunidad judía de Buenos Aires, y el triángulo se cierra con el cariño de miles de «rusos» hacia el club de un barrio tan tradicional como el mismísimo fútbol. “La historia de Atlanta se empieza a vincular con la comunidad judía en 1922, cuando el club llega a Villa Crespo”, explica Federico Kotlar, periodista y autor del libro Atlanta, una historia de valientes, de publicación reciente. El 14 de enero de ese año está documentada la firma del alquiler del terreno que luego fue comprado posteriormente.  (ynetespanol)

Sebastián Wainraich, Luciana Rubinska y Nicolás Caig. Foto  (ynetespanol)

“Era un club pobre que buscaba las zonas más baratas de la ciudad para establecerse. Justamente el apodo «bohemios» surge porque hasta ese momento no había plata para mantenerse en un lugar determinado”, completó el escritor. (ynetespanol)

San Telmo

A través de sus lindas calles empedradas se pueden encontrar lugarcitos coloridos como Il Nonno Bachicha que te recibe con un simpático abuelo vestido a lo Boca Juniors, justo al lado de la entrada del mercado de San Telmo, que está lleno de antigüedades, historietas,  y muchísimo fútbol: remeras, banderines, escudos, fotos antiguas de equipos, revistas y más. 

Si nos movemos un poquito más adelante te podés topar con el equipo local San Telmo y su polideportivo centenario. Si bien la cancha principal está en el Dok Sud, acá podés disfrutar de un picadito de fútbol 5. 

La Boca

Pero vayamos más al sur de la ciudad para conocer a la quintaesencia de lo que es un barrio futbolero: La Boca con su archiconocido y poderoso club ganador de cuántos títulos se hayan disputado, una institución que trasciende la Argentina para convertirse en patrimonio del fútbol mundial: Boca Juniors.

Y es que en la Boca se siente la en todas sus calles, restaurantes, bares, kioscos, además La Bombonera es un símbolo del barrio y además un templo intencional del deporte rey. Sus colores azul y amarillo se perciven desde lejos e invitan a sacarle fotos y videos. 

Pero los colores se vuelven más intensos y vívidos en Caminito, el lugar donde ser de Boca es una atracción turística, casi cada uno de sus puestitos, bares, milongas y restaurantes, comparten la pasión por el club de sus amores, y tanto turistas locales como extranjeros quedan fascinados por la intensidad con la que se vive el fútbol en esta parte del mundo. 

Núñez

Del sur nos movemos al norte de la ciudad, porque si hablamos de pasión futbolera, necesariamente tenemos que hablar del otro todopoderoso Club Argentino, River Plate. En los últimos 5 años, Marcelo Gallardo logró articular un equipo con un juego que gusta, que gana partidos, y en poco tiempo ha revitalizado al club, llevándolo a la gloria de una forma contundente e impecable: tres finales consecutivas de la Copa Libertadores de América, ganó dos, y una contra su eterno rival Boca. Y el barrio de Nuñez no es ajeno a esta pasión histórica. 

Avellaneda

Y si hablamos de barrios futboleros tenemos que hablar de Avellaneda, porque ¿cómo es posible que un mismo barrio tenga frente a frente a metros de distancia dos de los clubes más importantes de Argentina y Latinoamérica? Tensiones, chicanas, chistes, y mucha pasión se viven en las calles de este barrio del sur, y no es para menos ya que si navegas en el google maps, te darás cuenta que esos dos templos enormes se ven a la distancia, con recelo y respeto porque saben que en algún momento del año se van a tener que enfrentar. 

Y podríamos seguir mucho más porque si algo tiene Buenos Aires, y Argentina, es fútbol. Si te gustó este recorrido y querés conocer más sobre los secretos que guardan las ciudades visitá hellocities

Fotografía principal: Rionegro.com.ar