En Argentina tenemos de todo. Desde hermosos paisajes de norte a sur, hasta gastronomía deliciosa y toda la nostalgia del tango. ¿Qué se nos está olvidando mencionar? Por supuesto, nuestro vino. Esta bebida no solo es una de las más elegidas por nosotrxs, sino que nos representa en todo el mundo.

Para  que conozcas un poco más de nuestros vinos riquísimos hoy en hellomoto te llevamos a recorrer los mejores bares que ofrecen una carta súper variada de este elixir que es pasión de multitudes.

Oporto Almacén, en Capital Federal

Con más de doscientos tipos diferentes de vino de Argentina, este bar ubicado en 11 de Septiembre 4152, Nuñez, se presta para la degustación. Entre productos de cosecha propia y marcas para todos los paladares, encontramos más de 500 etiquetas diferentes. Por supuesto, si pasás por Oporto Almacén no dudes en probar su carta, opciones ricas y tradicionales que se dejan maridar a la perfección.

“Oporto nace desde el entusiasmo de hacerlo simple, rico y agradable. Con la intención de reivindicar platos de nuestra infancia trabajamos sobre recetas originarias con productos frescos y de estación”, dicen desde el local.

Overo, en Capital Federal

Este bar de copas en Palermo funciona también como club privado de vinos y un espacio para que los amantes de la bebida nacional, los vinilos y el cine disfruten de sus pasiones.

Esta casona antigua ubicada frente a Plaza Armenia no solo invita a degustar distintas etiquetas nacionales e internacionales, sino que incluye restaurante, sala para escuchar vinilos, microcine y catas exclusivas para los socios.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Overo bar (@overo.bar)

Cabrera Charif Wine House, en Ciudad de Mendoza

En esta casa de vinos encontramos una amplia selección de bodegas, nacionales e internacionales. El bar está situado en el corazón de la calle Arístides Villanueva, una de las calles nocturnas más transitadas de la Ciudad de Mendoza.

Junto con una experiencia única para tu paladar y una carta que le pone prioridad al maridaje, Cabrera Charif Wine House también te ofrece un espacio privado y seguro para guardar hasta 60 vinos en condiciones ideales. Ahí vas a poder tener tu guarda de vinos personales y disfrutar de varios beneficios más.

Galo Wines, en Córdoba Capital

A fines de 2019 Galo Wines abrió su bar en Jardín Espinosa, el barrio al que, aseguran, pertenece su corazón. En este wine bar proponen que disfrutes del espacio único a través de una gran experiencia: un buen plato de comida y una rica copa de los vinos más deliciosos. La nueva apuesta de Galo se encuentra ubicada en Copina 1375.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Wine Bar y Vinoteca (@galowines)

Naranjo bar, en Capital Federal

En Angel Justiniano Carranza 1059, Villa Crespo, nos encontramos con Naranjo, un local sencillo que nació en pandemia y es uno de los elegidos del barrio. La propuesta ofrece una selección de vinos de la nueva ola de viticultores en donde encontramos tintos biodinámicos, rosados orgánicos, vinos macerados con pieles y pet nats (vinos espumantes que generan burbujas naturalmente por medio de una técnica de fermentación dentro del embotellado), además de algunos clásicos. 

Por supuesto, los vinos son los protagonistas y todos los platos giran en torno a que el maridaje sea perfecto. Con pocas mesas en el exterior, el local ofrece un ambiente tranquilo y relajado para tomarse una copita y disfrutar una porchetta, aceitunas marinadas, berenjenas en escabeche, caballa en aceite con pan de masa madre o pejerrey en vinagre.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por NARANJO BAR (@naranjo_bar)

Varón Wine Bar, en Rosario

Varón se presenta como un auténtico Wine Bar, ubicada en Dorrego 1182, Rosario, con una cava climatizada para más de 800 etiquetas diferentes de los mejores vinos de nuestro país y la posibilidad de disfrutar de más de 30 opciones de vinos por copas. Un detalle para cuidar sus productos es que cuentan con wine-dispensers de última tecnología. El bar está inspirado en la corriente Slow Food, tratando de impulsar la enogastronomía y la ecogastronomía.

“Citando el tango de Homero Manzi, un varón que respeta, que sabe perdonar, que no tiene miedo a querer. Respeto por la tierra, por las personas, por el trabajo, estos son los pilares que queremos utilizar a la hora de construir, Varón”, cuentan desde el local.

Amores Tintos, en Capital Federal

En la esquina de Gorriti y Pringles nos aguarda esta novedosa propuesta vinófila que abrió sus puertas a comienzos de 2020. Algo que vuelve especial a este bar son las 16 canillas de vino tirado. 

Uno de los lemas del lugar es que es ideal para “tomar una copa sin solemnidades, en un ambiente relajado”. Y entrega lo que promete: un lugar cálido para disfrutar los varietales que se multiplican en sus grifos. Acá vas a encontrar cabernet franc, sangiovese o ancellota, chardonnay, chenin y torrontés, entre otros.

¿Te quedaste con ganas de seguir conociendo nuevos lugares con nosotros? No dudes en pasarte por nuestra sección hellocities.