0

 

A pocos minutos de la ciudad de Mendoza, la bodega Zuccardi, ubicada en Maipú, propone uno de los planes más interesantes para realizar este verano: el bike and tasting. ¡A pedalear!

 

¿Estás buscando un plan diferente ?  Tenemos la solución para vos. Y está en Mendoza, entre viñedos y olivos. A una media hora a las afueras de la capital de esa provincia, donde la ruta del vino comienza a unirse con las montañas, se encuentra una de las tantas locaciones de Zuccardi, una de las bodegas más importantes de la Argentina, y de las más interesantes para recorrer. Como muchas de las ofertas de la ruta del vino mendocina, este plan conjuga la mejor gastronomía con, obviamente, el mejor vino. Pero, además, un plan diferente: andar en bici en grupo.

 

Así es la actividad “Bike and Tasting”, una de las últimas incorporaciones que la familia Zuccardi agregó a su larga lista de actividades. Ideal para hacer en pareja o con amigos, la pedaleada es única. Lejos de las calles porteñas y el peligro de los colectivos, las bicicletas se usan para recorrer los viñedos y plantaciones de olivos del lugar, con unas vistas magníficas a la cordillera de fondo. Además, la actividad es dirigida por un guía, ideal para aquellos aficionados al mejor maridaje o simplemente para quienes busquen aprender un poco más de cómo se crea el vino y el aceite de oliva. ¿Que dónde está el “tasting” del nombre? En todo momento. El camino está dividido en tres paradas fundamentales: Chardonnay, Syrah y Malbec. Y, como no puede ser de otra manera, en cada una de ellas se realiza una degustación de la cepa que se está viendo.

 

Luego de las casi tres horas de tour, lo ideal es ir a alguno de los dos restaurantes que este viñedo de Maipú tiene para ofrecer: Casa del visitante, y Pan y Oliva Zuelo. ¿Cuál es el plan, entonces? ¿Un almuerzo potente y con toques elegantes o algo más descontracturado y moderno? Si la idea es maridar el vino con un asadazo, entonces Casa del visitante tiene lo necesario. Rodeado de maderas, árboles y con un espacio al aire libre increíble, el restaurante combina clásicos argentinos con las mejores recetas modernas. A pocos metros, el segundo restaurante se basa más en pastas, ensaladas y opciones internacionales que, además de maridar con cada botella de la bodega, también se destacan por sus fuertes influencias contemporáneas. Por último, no te olvides de pasar los shops en los que podés conseguir productos Zuccardi, desde cualquier botella de la familia -Zuccardi, Santa Julia o Malamado-, hasta el aceite de oliva Zuelo. Y tampoco te olvides de las fotos para Instagram… Porque, ¿cuándo vas a volver a estar entre montañas con tu Motorola en la mano?

 

FDH para Motorola

0