0

Detrás de las puertas de una antigua casona en la calle Juan Ramírez de Velasco se esconde un espacio dedicado a las carnes, los pescados y el maridaje. Ideal para amigos, parejas o picadas en la barra.

 

Detrás de una fachada de casona clásica porteña del siglo pasado, se esconde la última gran joya de Villa Crespo: Anchoita. Al comienzo, se hace difícil imaginar todo lo que lo espera a uno al cruzar ese pórtico, pero a pocos metros, luego de recorrer un pequeño jardín, se encuentra la estructura principal de este nuevo restaurante, que entremezcla aires de campo con un estilo digno de una propuesta de alta cocina. Y es que, en Anchoita uno se encontrará con una carta simple y acotada, pero con la mejor calidad en carnes, quesos y vinos, entre otras cosas.

 

La historia detrás de su apertura es llamativa y tiene que ver principalmente con una nueva crisis de rumbos por parte de su dueño, Enrique Piñeyro. Y al mirar su CV, queda claro que no es la primera vez que le pasa: es médico, piloto de aviones, actor y chef. Sí, todo eso. Pero volviendo al restaurante en sí, la visión de su dueño fue la de generar un espacio en donde se retome la comida saludable. Por eso es que Anchoita se autodefine como una cocina de mercado y de estación, con base en productos nacionales de alta calidad, agroecológicos y artesanales.

 

Otro de los puntos fuertes en la búsqueda de Piñeyro es reencontrarse con todo lo que el mar le brinda al país, con unos cinco mil kilómetros de costa en su extensión. Es por eso que la pesca tiene un valor fundamental dentro de lo estipulado por el chef, y logra una integración casi natural al estudiar cada uno de los maridajes. Todo, siempre amparados bajo un techo cálido, en donde el ladrillo a la vista tiene un peso propio imposible de no reconocer, bordeado de una luminaria que enciende el encuentro íntimo ante todo. Y especialmente en la barra central, en donde en 360 grados uno puede interactuar con otros o mismo con el personal especializado del lugar, de atención excelente.

 

Entonces, ¿para qué momento es ideal Anchoita? Una de las claves es que, si bien sus costos son acordes a la propuesta de alta gama que brinda el espacio, la relación precio-calidad es excelente. Por lo cual, una cita íntima o un aniversario son momentos únicos para vivir en el restaurante. Y eso no quita que la mesa de amigos también quede perfecta entre sus paredes. Pero, en general, cualquier escena podría formar parte de una película de Woody Allen.

 

Datos Anchoita

Dirección: Juan Ramírez de Velasco 1520, Villa Crespo, CABA.

Martes a sábados  de 20 a 01 hs.

Tel: 011 4854-9334

 

 

0