+1

El mundo de los e-Sports brindó emociones intensas en la competencia de la LVP de  Free Fire, donde los equipos del más alto nivel, se midieron con ingeniosas jugadas y por supuesto, increíbles Booyah!

Tras una final espectacular a la que no le faltó ningún condimento, la escuadra de Naguará Black se consagró campeona del Torneo Nacional Free Fire Flow Clausura 2020 organizado por la Liga de Videojuegos Profesional junto a Flow, Motorola y Personal. Barriendo a sus rivales en 3 de las 4 partidas, aseguraron su pase a la serie de promoción para la Free Fire League de Latam, junto al premio de USD 2.000. La Banda del 333 y REXPEIT4 se quedaron con el segundo y tercer puesto respectivamente también ganando su lugar en la siguiente fase. Todo el torneo pudo verse por el Canal 601 de Flow y los canales oficiales de la LVP.

Los tres clasificados 

Luego de casi 4 meses de dura competencia y con más de 15.000 inscriptos, el Torneo Nacional Free Fire Flow llegó a fín con la consagración de Naguará Black, equipo que fecha a fecha supo demostrar por qué hoy es considerado uno de los más poderosos de la región. Con un roster muy sólido y un estilo de juego que combina habilidad con trabajo en equipo, lograron barrer a sus rivales en cada mapa, logrando gritar booyah finalizando con más de 10 kills en varias ocasiones.

Detrás de Naguará, La Banda del 333, se quedó con el segundo puesto. Con su juego agresivo y buen combate 1 contra 1 , supo superar su falta de resolución en situaciones adversas lo que lo hizo uno de los mejores equipos del torneo, terminando el torneo en la segunda posición de la tabla y quedando con una muy buena imagen de cara a la Free Fire League.

El último puesto en la clasificación se lo quedó el equipo de REXPEIT4, equipo cuyo valor más fuerte es la confianza en el juego colectivo, valor que siempre se traslada a su estilo de juego con movimientos arriesgados e impredecibles en cada partida. 

Como resultado, y debido a su gran calidad individual en muchos de sus miembros, lograron quedar siempre entre los primeros puestos, gritando booyah en más de una ocasión.

Una escena que crece

Este último torneo tuvo la particularidad de reunir a los mejores clasificados, por lo cual el nivel del mismo fue superlativo y nos brindó un gran espectáculo de Free Fire hasta los últimos enfrentamientos, todas las partidas de cada jornada tuvo finales emocionantes y nadie quería quedar afuera de los tres primeros puestos clasificatorios.

Este enorme cierre de temporada, el esfuerzo y compromiso de todos los equipos por incrementar su nivel de juego dejan la vara muy alta de cara al 2021. El próximo año se espera una gran escena de Free Fire que no para de crecer en todos sus aspectos.

Así que estate atento para vivir el mejor nivel de Free Fire en los próximos torneos. Y recordá que si te gusta el mundo de las altas competencias podés ver nuestra nota dedicada a los mejores gamers del mundo o quizá te gustaría recibir los consejos de un experto para ser un gamer profesional, y mucho más en nuestra sección especial dedicada al gaming. ¡Hasta la próxima!

+1