+9

El sol sale para todos, dice un viejo dicho de la cultura popular. Y esto es tan real e importante en la fotografía, que casi ningún fotógrafo prescinde de la luz natural como una herramienta excepcional para realizar imágenes.

Por eso en hellomoto, te traemos una serie de consejos rápidos para que puedas sacarle el mejor provecho a esa fuente natural de luz, que es gratuita, y que la vas a tener disponible todos los días para unas buenas fotos con tu celular. 

“Tenemos que comprender que la luz viaja en línea recta a 300.000 kilómetros por segundo y llega a nuestro planeta con rayos paralelos, a eso lo vamos a llamar luz directa o luz dura”

Es una luz muy presente en el verano o en los días despejados, y suele generar colores vibrantes y saturados, ya que la iluminación incide con toda su intensidad sobre las superficies. 

Fotografía de Jonas Papier con Motorola edge

La luz dura genera sombras fuertes, marcadas y oscuras, pero esto no es necesariamente algo negativo, ya que si se usan de manera creativa, pueden generar las más fascinantes formas y atmósferas como en el caso de las obras de  Delfina Carmona la artista especializada en luz dura y sombras. 

Fotografía de Delfina Carmona

Cuando hablamos de retratos con luz dura, debemos tener en cuenta que este tipo de iluminación tiene un efecto directo sobre la piel: realza la porosidad, arrugas, pecas, y  revela las texturas haciéndolas más presentes en la imagen.  

Por esto, es recomendable manipular la luz dura con un simple truco: colocando a la persona cerca de alguna pared blanca o superficie clara donde los rayos del sol puedan rebotar, para que la luz sea un poco más difusa y pareja. 

Cuando pensamos en el sol como fuente de iluminación, no solo hablamos de los rayos solares de un día despejado, ya que esto es solo una posibilidad. Existen formas de manipular la luz con elementos caseros, o simplemente moviendo de lugar algunos objetos, o al modelo, para que la fotografía con tu smartphone tenga un look completamente distinto. 

“Cuando aparecen nubes sucede algo muy particular: estos rayos que viajaban en línea recta ya dejan de hacerlo, por lo tanto la iluminación que nos va a llegar se va llamar iluminación difusa”

Más específicamente estamos hablando de “transmisión difusa” ya que los rayos que atraviesan las nubes, por ese cambio de medio, del cielo abierto a la nube, van a tener un cambio de velocidad y van a llegar de manera oblicua, difusa y con menos cantidad de luz. 

Es una luz ideal para retratos ya que su suavidad puede atenuar las imperfecciones de la piel, e incide de forma pareja en el rostro sin generar grandes diferencias de luz y sombra. Y si a esto sumamos las poderosas cámaras de los equipos Motorola como el moto g9 plus de 64 megapixeles, y además usamos el modo retrato, estamos hablando de resultados francamente impresionantes. 

Fotografía de Jonas Papier con motorola edge

Sin embargo, este tipo de luz no solo se utiliza en fotografías de retratos, sino también puede ser aprovechada en los paisajes, como en las increíbles obras con luz difusa y fuerte presencia de nubes de las fotografías de @donmarqvez, donde el contundente paisaje de la puna jujeña, se revela en toda su inmensidad y color. 

Fotografía de @donmarqvez, con moto g8 plus

Ya sea para retratos o paisajes, la iluminación natural ofrece múltiples posibilidades para darle a tus fotos un look original con el que podés expresar mejor tu creatividad. 

Así que mirá estos imperdibles consejos de Jonas Papier y recordá que si querés encontrar inspiración, podés navegar por nuestra sección de fotografía para más contenidos.

Colaboró con hellomoto.com @jonaspapier, fotógrafo profesional y director de @motivarte, una de las escuelas de fotografía creativa más importantes de Argentina.

+9