+4

Estamos acostumbrados a ver el mundo en colores. Sus distintos matices y tonalidades recrean la vida y su representación en el cine, la televisión, la pintura y el arte en general. 

Sin embargo, lo interesante de la fotografía en blanco y negro, es precisamente eso: nos aleja de la concepción natural del mundo, y nos hace centrar nuestra atención en otros aspectos más complejos, quizá la composición, los diferentes matices de luces, sombras y grises, la mirada, etc. Tal vez esta sea la razón por la cual sintamos que la fotografía en blanco y negro inmediatamente nos evoca algo de artistico. 

“A veces ciertos detalles se destacan muchísimo más en la fotografía en blanco y negro porque nos sacan de la realidad,y se genera esa sensación de imágen a parte, porque nosotros vemos la vida a color”

Por eso en hellomoto te traemos algunos consejos de Jonas Papier para que le saques el mejor provecho a esta técnica y le des un toque diferente a tus fotografías.

Desde su creación en el siglo XIX la fotografía comenzó como una extraordinaria invención que atraía a curiosos y científicos pero que  poco a poco comenzó a entrar en el espacio de los retratos de familias, aristocracia e incluso de monarquías, que era un lugar casi exclusivamente destinado a los pintores de renombre. 

Y a partir de 1850 la fotografía comienza a explorar sus capacidades artísticas con fotógrafos como Félix Nadar, quien introdujo innovaciones de iluminación en interior,  se centraba en buscar el gesto y la pose perfecta para dar una idea de la psicología de sus personajes. Fue uno de los primeros fotógrafos convertidos en celebridades, tanto que “Ser retratado por Nadar era considerado un honor. Delante de su cámara pasaron los personajes más ilustres del París de aquella época: Julio Verne, Charles Baudelaire, Giuseppe Verdi, Alejandro Dumas, Rodin, Monet, Delacroix, Victor Hugo o la actriz Sarah Bernhardt” (Xataka)

Pierrot el fotógrafo. Felix Nadar 1854

Ya entrado el siglo XX, las cámaras se hicieron más livianas y las emulsiones más sensibles por lo que los fotógrafos podían salir a las calles y retratar el mundo, tanto de día como de noche. 

Pero también, las guerras mundiales y otros conflictos bélicos fueron retratados por los fotógrafos que iban al campo de batalla abriendo el camino para el fotoreportaje, como el gran Rober Capa quien fotografió el desembarco de Normandía codo a codo junto a las tropas aliadas, dejando claro que su frase célebre no eran solo palabras sino una práctica necesaria: Si tus fotos no son lo suficientemente buenas es porque no te has acercado lo suficiente”. 

Desembarco en Normandía. Robert Capa 1944 

Con la llegada del color, la fotografía en blanco y negro se erigió como una de las favoritas para darle un look artístico a las imagenes, los juegos de luz y sombra se volvieron más complejos y experimentales, y fue utilizada tanto en la industria de la moda, como en el periodismo, las artes. 

“Hay muchos fotógrafos que podemos ver a través de internet y las redes sociales, incluyendo todos los clásicos: Irwin Penn, Ansel Adams, Cartier Bresson, que son fotógrafos que trabajaron el blanco y negro de manera magistral”

Fotografía de Cartier Bresson

Más entrados en el siglo XXI, la digitalización y las nuevas tecnologías de los celulares, no han dejado de lado al blanco y negro, de hecho se ha masificado tanto a través de las redes sociales, que no solo ha servido para mostrar magníficas fotos artísticas sino también para comunicar problemáticas sociales y denuncias, como es el caso del #ChallengeAcepted, que seguro habrás visto en el feed de Instagram, donde se estima que al menos 3 millones de mujeres de muchas nacionalidades y estilos diferentes publicaron sus fotos con un  denominador común: el blanco y negro. 

Todo comenzó en Turquía cuando “en un intento de las mujeres por recrear la realidad a la que se enfrentan cada mañana al abrir sus redes sociales o mirar la tapa de los diarios. Por ejemplo, cuando apareció la foto en blanco y negro de Pinar Gultekin, de 27 años, quien desapareció hace dos semanas en la provincia de Mugla”.(Telam)  

En definitiva, la fotografía en blanco y negro ha sido testigo de enormes cambios tecnologicos y culturales desde su aparición en el siglo XIX, su masificación en el XX y la digitalización en el XXI, así que si querés saber un poco más de esta fascinante técnica, te invitamos a seguir los consejos de Jonas Papier y aprovechar al máximo la tecnología de tu celular, con sus diferentes tipos de cámaras o  herramientas como la de retrato, para que tus fotos tengan un toque profesional.

“Es importante tener en cuenta las herramientas que tienen nuestros teléfonos para poder optimizar las  imágenes. Cuando utilizamos teléfonos Motorola tenemos la posibilidad de usar el modo retrato para borrar los fondos o dejarlos más difusos, y además el blanco y negro nos da un detalle espectacular. Por lo que recomiendo usar el modo retrato y agregarle a eso el blanco y negro. Van a tener fotos realmente distintas”

Colaboró con hellomoto.com @jonaspapier, fotógrafo profesional y director de @motivarte, una de las escuelas de fotografía creativa más importantes de Argentina.

+4