Por Jonas Papier

Siempre que hablamos de macrofotografía, la sola palabra “macro” (grande) ya resulta  muy inspiradora para muchas personas aficionadas a la fotografía. Tal vez porque a través de la ampliación de una escena podemos observar detalles muy impactantes que a simple vista no podríamos ver.

Anteriormente esta técnica estaba ligada a la fotografía profesional y creativa, ya que eran necesarios ciertos conocimientos específicos como: tubos de extensión, lentillas de aproximación, aros inversores u objetivos especiales, además de los conocimientos sobre compensación de luz y exposición para que las fotos no quedarán movidas, oscuras o desenfocadas. 

Hoy en día, y gracias al avance tecnológico podemos realizar este tipo de fotografías con un smartphone como el motorola one macro, que tiene la posibilidad de aumentar una imagen hasta 5 veces.

Además, gracias a sus automatismos, se pueden tomar fotos en condiciones de luz muy bajas y contar con un sistema de enfoque láser invisible.

Tips para tomar en cuenta: 

  • El enfoque en la macrofotografía es muy delicado. Por eso, el motorola one macro cuenta con un sistema láser de enfoque y la velocidad automática de obturación incluso en condiciones bajas de luz.
  • Para evitar colores “apagados” siempre es mejor sacar con luz directa del sol. La luz directa ésta compuesta por rayos paralelos  que a diferencia de la luz difusa, tendrán toda su gama de espectro visible. No obstante, éste teléfono realza inteligentemente los colores.
  • Debemos tener en cuenta cuál es el lugar de atracción y elegirlo como punto de enfoque. Para enfocar en toda la escena, el teléfono debe estar completamente paralelo al plano del elemento que estoy fotografiando , por ejemplo una hoja de árbol  

Espero que se animen a descubrir el maravilloso mundo de la macrofotografía 

Todas las fotografías de esta nota fueron realizadas por Jonas Papier utilizando un motorola one macro.