0

Adrenalina pura invade la sala. Si estás con ganas de romper todo, literalmente este es tu lugar. Elegí un objeto, ponete el mameluco, subí el volumen de la música de la sala y preparate para la destrucción total.

A todos nos pasó. Más de una vez, nos invaden las ganas de romper todo. Literalmente, TODO! Es una combinación de ira reprimida con una inocente curiosidad de cómo se sentirá revolearlo todo y hacerlo estallar.  Sea producto de un mal día o un exceso de energía, les traemos un lugar donde romper todo está permitido. Destrozá, tirá y gritá sin miedo a nada.  

The Break club fue creado para eso. Un espacio para canalizar la ira rompiendo desde botellas de vino hasta plasmas de 29 pulgadas. También vale hacer pedidos especiales, hasta llevar cosas propias: la foto de algún jefe. El osito de peluche que te regaló una ex o esa taza que tu tía abuela te dio en navidad. Acá todo objeto que camina va a parar a la destrucción.

Vas a llegar con tu reserva a una casona en Palermo. Entrás y la buena música te recibe. Encontrás un pizarra que lee frases como: “Juzgá menos, viví más”; “Rompamo` todooo”; “El mejor día lejos”; “#RompePepe”. Previamente, ya compraste en la web de The Break Club el combo o el objeto a aniquilar: una tele, una compu, botellas. A esa altura todos son víctimas del crimen. La sangre ya empieza a hervir.

Antes de arrancar hay tres pautas a seguir: Dress. Brack. Relax. Es un especie de manifiesto. Un ABC del camino a la calma o cómo desahogarse en tres simples pasos.

Entras en la FASE 1: Dressing Room. Si! Calzate lo que ellos llaman el “uniforme breaker”: un mameluco, guantes y casco de seguridad. Todo fomenta tu espíritu destrozador. La playlist te la armaste antes de ir. Empieza a sonar y un tema es más demoledor que el otro. Campeón. Ya estás listo para salir a la cancha de la destrucción.

Mientras muchos eligen entrar solos. Otros, prefieren compartir el momento de descargo.  Un vez en el glorioso “Cuarto de la Ira” comienza la FASE 2. Vas a tener entre 30 y 60 minutos de aniquilación arrolladora. Agarrá el bate, la llave inglesa o el martillo. Todos juntos si la ira y el brazo te lo permiten. Algunos prefieren ir de lo más chico a lo más grande. Arrancan con una botella, siguen con un teclado. La gloria llega cuando toca destruir el monitor.

No te preocupes. No es tan fácil como parece. Algunas botellas rebotan. Algunas pantallas no se quiebran y  a veces, parecería ser que los objetos se ríen de vos y te dicen que te falta sopa o chocolatada en las venas. Todo esto hace que el próximo golpe valga doble. Al grito de Gerónimo, saca el Terminator que hay en vos y dale con todo.

Bum, pang, clashhh! Sí. Ya está Campeón. Dejaste todo hecho trizas. Tiemblan las manos y el cuerpo. Pero la sonrisa se te dibujó en la cara. El alma vuelve a bajar al cuerpo y entrás en sí.

No vas a poder creer lo liberador que puede llegar a ser romper algo. No vas a poder creer la cantidad de ira descomprimida y transformada en mil pedacitos de algo que alguna vez fue un objetito. ¿Hora de volver al mundo real? Entrás en FASE 3 con el Relax Room. Luces tenues, un cómodo sillón y música tranqui para bajar y contener a los demonios.

Por una vez en tu vida, sentite un Charly García demoliendo teles. Reencarná a “Bombita” de Darín en Relatos Salvajes. No es joda! Después de esto si que vas a tener un alto relato salvaje para contar. Desconocete. Saltá. Gritá y empapate en sudor y lágrimas.

Cuando la energía y la temperatura corporal suben, algunos respiran. Otros rompen cosas. Todo vale cuando de liberar tensiones se habla.

The Break Club sí que sabe cómo romper las reglas de la catarsis pura.

 

Consejos destructores:

  • Llevate una buena playlist armada en algún dispositivo como el MotoMod JBL Soundboost 2 para que suenen temas que te llenen de energía aniquiladora. Después armate otro para el momento de relax y donde la serenidad te calme.
  • Podés sacar fotos y hasta filmar tu momento de catarsis. Miralo una y mil veces más con el MotoMod Insta-Share Projector. Pochoclos. Cámara y destrucción!
  • Consejo: reservá con 2 días de anticipo en la semana y 3 días para el finde. Podes hacer tu reserva vía mail o WhatsApp con tu Moto Z play. Tranqui. Puede que suene raro estar escribiendo para comprar algo que vas a romper finalmente. Pero tal como dice el dicho, rompe paga.
  • Menores de edad pueden romper solos pero siempre y cuando un adulto no tan responsable los acompañe.

 

  • The Break Club

Moldes 673 / Colegiales

Horario: miércoles a domingo de 16h. a 22 h.

Teléfono/Whatsapp: +54 911 6244 5287

Precio: $500 para empezar. El resto, no tiene precio.  

reservas@thebreakclub.com

thebreakclub.com

 

Escrito por FDH para Motorola

0