0

Relajación, equilibrio y diversión.

Y cuando creíamos que en yoga estaba todo inventado… Les presentamos una nueva técnica de yoga no tan tradicional combinado con piruetas en el aire. Porque siempre queremos más. Y más 🙂

Seamos realistas. Toda excusa es buena si de faltar al gimnasio se habla. Muchos prefieren el aire libre aunque tantas otras, gracias a los cambios de clima, las bajas temperaturas y las lluvias inesperadas no tienen más remedio que recurrir a las opciones indoor. Pero no desanimemos! Creemos que es un tremenda oportunidad para conocer otros tipos de workouts. Cuando pensamos que todo estaba inventado aparece algún ocurrente con propuestas como fly yoga. SI! Fly YOGA

También conocido como Yoga Aéreo Aeroyoga o Antigravity yoga este workout claramente nos hacer sentir que somos acróbatas del Cirque du Soleil por un ratito. La práctica es una combinación de movimientos tradicionales de técnicas ancestrales como el Natha Yoga, el Mallakhmab Rope, el Ayurveda con movimientos acrobáticos, ejercicios de Pilates y danza contemporánea. Muchos, alguna vez, practicaron yoga. Ya sea en una clase de prueba, una master class de moda en alguna plaza o viendo algún video en el famoso Youtube creo que nunca se nos ocurrió que una opción era desafiando las leyes de la gravedad! Pero tranquilos que esto no es cosa de valientes ni de atrevidos sino entender que animarse a más siempre está bueno.

 

Todo se resume en una tela poco elástica suspendida del techo. El primer desafío consiste en engancharse correctamente a la cuerda y manteniendo el equilibrio. Pero como todo lo que sube tiene que bajar, nada de esto comienza sin un coach ni una serie de reglas de seguridad básicas. Los ejercicios de calentamiento dejan paso a los de cardio, a los estiramientos y a los ejercicios de fuerza combinados entre sí mediante posturas invertidas, balanceos y volteretas y un ejercicio de relajación dentro de la hamaca para terminar. ¿Algo más? La cuota de diversión que nos hace flipar!

 

Es que inevitablemente esta suerte de columpio nos conecta con la infancia. Por esto las clases son dinámicas, alegres y divertidas. Imaginen lo genial que es jugar a ser acróbatas durante una hora. De repente estás experimentando el estado de ingravidez haciendo trucos increíbles que normalmente no podrías hacer.

Las posturas invertidas logran que la sangre se vaya a la cabeza, despejando la mente y oxigenando más el cuerpo. Más allá que el Fly YOGA nos ayude a tonificar el cuerpo, nutrir la piel o mejora la capacidad mental reduciendo el estrés el mayor beneficio que tiene es el sentimiento de autoconfianza que nos deja el hecho de vencer los miedos. Una sensación de euforia, alegría y vitalidad se refleja en el buen humor y confianza en uno mismo.

 

¿Te preguntaste su era peligroso? Obvio que sí! Pero el que no arriesga, no gana así apostemos a la mente abierta y a las ganas de sorprenderse.

Moda o no el Fly Yoga ya es una opción entre nosotros.

LIBERÁ TENSIONES MIENTRAS REALIZÁS YOGA-FLY (O CUALQUIER TÉCNICA HERMANA DEL YOGA) CON BUENA MÚSICA. HACELO CON EL MOTO Z2 PLAY Y EL MOTO MOD JBL SOUNDBOOST SPEAKER QUE SUENA EXCELENTE EN INTERIORES Y EXTERIORES.

NAMASTÉ LECTORES!

 

Escrita por  Jani M y FDH para Motorola 

 

 

 ‘

0